BASÍLICA DE SAINT SERNIN

Basílica de Saint Sernin - Toulouse

La basílica de Saint Sernin o San Saturnino es el monumento principal de Toulouse. Es una joya única del románico e iglesia de peregrinación. Era uno de los lugares fundamentales a visitar por los peregrinos que seguían una de las vías del Camino de Santiago en Francia, la llamada vía Tolosana. Hoy es visita imprescindible en Toulouse. Me extraña que no esté aun declarada Patrimonio de la Humanidad, ya que, sin duda, su gran valor artístico la hace acreedora de esta distinción.
La basílica fue construida en honor al mártir San Saturnino, primer obispo de Toulouse, que murió en la ciudad en el año 250. Fue atado por sus verdugos a un toro que le arrastró por las calles de Toulouse hasta la muerte.
Entre los siglos XI y XII la basílica sustituyó a un templo más pequeño ante la necesidad de mayor espacio para dar cabida al gran número de peregrinos que acudían a visitar la tumba del santo. Toulouse era una parada fundamental para los caminantes en su largo viaje hacia Santiago.
Campanario basílica de Saint Sernin - Toulouse Lo primero que nos llamará la atención del exterior de la basílica de Saint Sernin es su espléndida torre octogonal que corona el crucero. Creó escuela y es una de las más espectaculares del arte románico.
Dando la vuelta al edificio seguro que nos asombra también el juego de volúmenes que crean en el exterior las capillas de la cabecera, que van llevando nuestra vista progresivamente hacia la gran torre que desde la altura parece un eje que comunica tierra y cielo, aspecto simbólico buscado en muchos templos del arte cristiano.







Puerta Miégeville - Basílica de Saint Cernin - Toulouse La mejor puerta de la iglesia es la puerta sur de la nave principal, conocida como Porte Miégeville. Está precedida por una puerta renacentista, pero son las esculturas románicas de la puerta de acceso al templo las que llamarán nuestra atención dada su calidad y simbolismo. Para la explicación del significado de las esculturas clicar aquí.










Tras disfrutar del exterior conviene entrar no por la Porte Miégeville, sino por la portada principal. La impresión que da la largísima nave románica de ladrillo seguro que quedará grabada en nuestra memoria.

Basílica de San Saturnino - Toulouse 

En la zona del altar está la tumba del San Saturnino. Recorreremos las naves de la iglesia y el deambulatorio que rodea el altar recordando a los millones de peregrinos que en la Edad Media visitaban la iglesia llenos de Fe. Si hoy nos sorprende esta arquitectura podemos imaginarnos aunque sea someramente lo que debió de significar para un feligrés del siglo XII.
Curiosidad: San Saturnino es el patrón de Pamplona, aunque muchos creen que es San Fermín, que en realidad es el copatrón de Navarra con San Francisco Javier. En el casco antiguo se encuentra la iglesia de San Cernin, castellanización del nombre en francés del santo. Esta devoción viene de los pobladores francos que ocuparon uno de los burgos de la ciudad en la Edad Media. Según la tradición San Saturnino bautizó a los primeros cristianos de Pamplona.
ANTERIOR          SIGUIENTE          Portada Miegéville


Si te atrae el senderismo y la arqueología prueba a visitar mis blogs de rutas arqueológicas:
 
Rutas arqueológicas por Navarra en:
http://arqueologianavarra.blogspot.com
 
Rutas arqueológicas por Alicante en:
http://arqueologiaalicante.blogspot.com
 
Guía arqueológica de Numancia:
http://numancia-guia-arqueologica.blogspot.com
 
Más senderismo y montaña por Navarra en mis blogs:
http://senderismonavarra.blogspot.com
http://senderosderoncesvalles.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada